domingo, 29 de marzo de 2009

a veces esto mata

Estaba exhausta, no había sido un buen día, había tenido que dejar algunas cosas, algunas partes de su corazón allá en el mar, también había perdido otras cosas. Se sentó a esperar una hora mas o menos, el ruido constante y desafiante de la ciudad catastrófica no llegaba hasta ese lugar, una brisa fresca hacía que se le pusiera la piel de gallina, los autos pasaban, la gente pasaba, las hojas de los árboles danzaban... la angustia aumentaba, la angustia de sentirse ahogada, esa que te retuerce los pensamientos, esa angustia que te hace querer llorar de rabia, pararte en la mitad de la calle y gritar enfurecida "¡BASTA!"

2 comentarios:

Hache dijo...

o=

vamos luli tú puedes :)

te quiero

Matias dijo...

pobre...
si stgo es terrible de malo
es satanas de las ciudades
deberias venirte pa valpo
si total ...
te amo nena nena
ns vemos pronto