jueves, 24 de mayo de 2007

De la desesperación a la calma


Siente que te ahogas, que si bien puedes respirar, se te hace incomodo, intolerable, tus objetos y o personas vecinas te rodean tanto que te logran marear, pierdes el sentido de la situación concentrándote en lo más profundo de tu desagradable sensación, tus latidos aumentan, tu respiración hace un sonido insoportable y continuo, cierras los ojos y los vuelves a abrir, nada es como antes, todo se ha vuelto una masa de desechos de lo que fue antes de cerrar tus ojos, no están las personas, solo algunas manchas que te recuerdan a ellas, tus manos se enfrían, miras lo que en algún momento fue suelo, ahora sientes que todo dentro de tu estómago se revuelve, como si quisieras vomitar todos los sentimientos negros que tienes dentro, todo te da asco, frunces el ceño y aprietas los dientes, sientes la desesperación a flor de piel y sabes que no la puedes controlar, porque así es creo yo, cuando uno se desespera solo piensa en algo con que desquitarse, algo en lo que puedes descargar todo ese ardor que uno lleva dentro, derrepete todo se detiene, como si supieras que aún te sientes mal, pero tienes una especie de parálisis del carácter "tiempo" pero es solo una fracción de segundo, ahora relajas tu rostro, te estiras como si quisieras alcanzar la mas pura de las calmas piensas en el mar (por lo menos eso me da calma a mí) piensas en el azul, ese azul plasticinoso que hace que te den ganas de tocarlo, haces como si estuvieses ahí y sientes la brisa marina, el sonido, piensa en un sonido agradable, cualquier sonido, estás en tu mente y en ese lugar nada puede ser ilógico, respiras hondo y sientes purificar tus pulmones, respiras nuevamente y para sentir mas ese aire cierras los ojos, cuando los abres todo vuelve a la normalidad, todo está como estaba antes de que se volviera nada, antes que tu mente sucumbiera ante tu desesperación y es ahora cuando retiro lo dicho unas lineas atrás, para hacer deshacer la desesperación no es necesario desquitarse con algo, sino, eclipsarla con calma.

1 comentario:

valentina dijo...

eclipsar
esa palabra interpreta harto creo yo :)