viernes, 15 de enero de 2010

pincelada de paraíso


Se caen las casas, se cae la tierra
caminos curvilíneos
cataratas de colores, de emociones
piedras alineadas en el corazón de la tierra que junto con el mar hacen un paraíso
un paraíso que disfruto
un paraíso que agradezco poder disfrutar
antes de que el mar se vuelva barro
y las casas fortalezas grisáceas de habitantes invisibles
habitantes que se los lleva el viento
y convierten los colores en silencio
y la alegría en cuadrados meticulosamente snob
meticulosamente callados y sin expresión.