sábado, 1 de marzo de 2008

Mientras la pantalla marcaba el océano

Desde aquí arriba los sentimientos absueltos vuelan, no crecen, ¿y como van a crecer? No hay manera, no... no la hay.

Desde aquí arriba las tempestades se sienten a flor de piel, el extraño y cautivo vértigo de una noche solitaria, nadie habla, ¿señales de vida? No

Desde aquí arriba el calor acumulado desvanece todos mis intentos de desconexión desmesurada, intentos de el olvido momentáneo e inconsciente, resplandeciente.

Desde aquí arriba. . .
desde aquí ya ni te siento.

1 comentario:

veru dijo...

ohh
cacha q me gusto mucho lo q escribiste :)
y es verdad..la cancion es desagradablemente corta
pero me encanta :D
ya.. nos vemos dentro de poco ¬¬
saludos
chauuu